Blog

¿Has revisado la etiqueta de tu maquillaje y has conseguido este número inscrito en ella: CI 77891? Pues no se trata del número de pasaporte del fabricante, ni tampoco de una extraña conspiración numérica. Se trata, en cambio, de uno de los productos químicos más presentes en nuestra vida cotidiana: el dióxido de titanio. Ese número, o ese código, es uno de los nombres galantes que posee y que lo identifican. Aprende con nosotros acá a identificarlo y admirarlo en tu vida diaria.

¿De dónde viene el dióxido de titanio?

Hay orígenes que resultan inevitables y que amplían el conocimiento que poseamos sobre un elemento. Es una indagación que debemos hacer si deseamos comprender esos elementos que nos acompañan en la vida y que tanta felicidad y utilidad nos traen.

El dióxido de titanio se encuentra de manera natural en tres minerales: el rutilo, la anatasa y la brookita. Los dos primeros se suelen utilizar para limpiar las impurezas, que no dejan de tratarse químicamente. Ya lo vemos: la naturaleza siempre tiene la palabra final y la química está allí sólo para acompañarla e interpretarla.

La blancura

Si hemos utilizado alguna vez algún producto que posea un color blanco, muy seguramente estaremos lidiando con nuestro amigo el dióxido de titanio. Es que el dióxido de titanio es blanco, opaco y sin olor, lo cual hace posible que se utilice como pigmento blanco.

Es decir, podemos encontrarlo no sólo en cosmética sino en cualquier cosa: cerámica, papel, pintura, barnices, cerámica, revestimientos de suelos, cristalería, fritas de esmalte, fibras, varillas de soldadura, colorante en alimentos y lentes de contacto. Así que si alguna vez has utilizado alguno de ellos, ya sabes a quién agradecer. Sobre todo por los lentes de contacto.

Contra el sol

Debido a sus componentes, el dióxido de titanio refleja gran parte de la radiación UV. Esto lo hace muy útil en la participación de protectores solares.

Y es que el dióxido de titanio es la razón que hace que la mayoría de los maquillajes posean un factor de protección solar. No es que el maquillaje tome a nuestro elemento como base, es que suelen colocarle un poco de él para ayudar en la protección del sol y evitar enfermedades de la piel y el cáncer. El código CI 77891está con nosotros cuando no menos lo pensamos.