Blog

Zaragoza.- La calzada de la calle The Mall en Londres, el carril bici de Ámsterdam o Berlín, las cubiertas de numerosos barcos que surcan los mares del mundo, las latas de Coca-Cola e, incluso, la mismísima Torre Eiffel. A primera vista, estos referentes internacionales no guardan relación alguna con Aragón, pero sí que la tienen: todos ellos están recubiertos de pigmentos inorgánicos naturales obtenidos a partir del óxido de hierro extraído de la Mina Santa Rosa, situada en la localidad zaragozana de Tierga.

Esta distinguida presencia internacional de sus minerales no sería posible sin la destacada labor llevada a cabo por una empresa de Zaragoza, Productos Minerales para la Industria, S.A., más conocida como Promindsa y que es la propietaria de este centenario yacimiento.

La compañía cumple 40 años en 2013 dedicados a la extracción, transformación, desarrollo y suministro de óxidos de hierro para la industria, y lo hace con gran vitalidad. Pese al actual contexto de crisis económica, Promindsa atraviesa una situación próspera y ya se ha convertido en el primer productor mundial de pigmentos inorgánicos naturales y en uno de los más importantes productores de colorantes del mundo, en un mercado en el que compite con auténticos gigantes como Bayer (la empresa alemana famosa por la aspirina), que es el primer fabricante de pigmentos del mundo.